Licenciatura en Pedagogía Musical - Perfil del egresado

El licenciado en pedagogía musical deberá presentar un perfil distinto al que proyecta la imagen tradicional del maestro de música escolar. Su actividad también es la docente, desplegada en el área artística escolar, dentro de los niveles preescolar, primaria, secundaria, el medio superior, el de educación musical especializada, y el de educación especial para niños atípicos.  

Pero su objetivo  esencial ha de enfocarse a despertar no sólo las facultades musicales, sino la creatividad del niño, y su capacidad de percepción estética, sus capacidades auditiva, expresiva, psicomotora, de relación interpersonal, y su sentido rítmico.  

El pedagogo musical debe inducir al niño a conocer el espacio que lo rodea y a situarse física y temporalmente en él, lo ha de impulsar a realizar actividades de grupo y a manifestarse como individuo ante los demás. Debe saber motivarlo para conocer y disfrutar el arte a través de la música, ofreciéndole numerosas alternativas que lo faculten a una selección crítica de su gusto estético. En resumen, el pedagogo de la música debe coadyuvar fundamentalmente el equilibrio emocional e intelectual del niño y del joven, a su autoidentificación y a su relación armónica con la sociedad, dentro de un marco de identidad cultural.  

Para lograr estos objetivos, el licenciado en pedagogía musical deberá contar con lo siguiente:

- Una preparación teórico-musical basada en la problemática que abordan los lenguajes y materiales musicales, además de una preparación musical práctica y pedagógica, de acuerdo a con principales métodos de enseñanza musical infantil.

- Una formación instrumental correspondiente a 6 años y de preferencia pianística, dirigida a 1a capacidad de armonización, transporte, improvisación, ejecución por oído, lectura a primera vista y ejecución polifónica.

- Conocimiento de las bases de ejecución de los instrumentos que integran estudiantinas, bandas escolares y otros  conjuntos instrumentales escolares.

- Conocimiento de la técnica básica del canto y de la estructuración de conjuntos vocales.

- Capacidad para analizar ampliamente la problemática educativa musical del país a nivel general, así como al nivel particular de una  institución, con una perspectiva histórica, económica, política y propiamente musical.

- Contar con los conocimientos pedagógicos-organizativos para organizar una escuela de música y para elaborar planes y programas de estudio de la música para los diferentes niveles de escolaridad y en su especialidad instrumental.

- Capacidad para elaborar material didáctico para la enseñanza musical. Conocimiento de las características evolutivas, de la problemática social y afectiva de los niños y los adolescentes, así como capacidad para reconocer de entre sus alumnos a aquellos facultados e inclinados hacia una carrera musical, para canalizarlos adecuadamente.