Licenciatura en Administración de Empresas

Perfil del Egresado          Plan de Estudios          Requisitos de Ingreso

Actividades que realiza un licenciado en administración

El administrador de empresas, está capacitado para emprender por sí mismo la promoción, organización, supervisión, evaluación y control de las actividades productivas. Tienen un futuro limitado de acción como integrante del sector privado y público en la organización de las empresas de cada sector. Puede organizar y participar como consultor en despachos de asesoría empresarial. Intervienen en las operaciones internacionales y puede obtener, analizar y encauzar la información financiera de las empresas para su aprovechamiento óptico. En la investigación y la enseñanza su intervención es ilimitada por la transformación que se genera en la economía y las profundas modificación que se generan. En el área financiera las instituciones de crédito y los inversionistas requieren de personal cada vez más capacitado para resolver los problemas del financiamiento. En el ámbito de la producción, sus aportaciones pueden ser muy importantes, por la creciente competencia y mercados interdependientes. Como consultor de organizaciones de consumidores u organizaciones empresariales existe una amplia demanda de profesionales competentes.  

Tiene el conocimiento y la habilidad que le permiten enfrentar con criterios valorativos las prácticas, conocimientos y tendencias de las actividades empresariales en donde se desempeña y de su comunidad y elige o recomienda la adopción de decisiones que transformen nuestra sociedad, las actividades o los negocios para bien del hombre y su comunidad, en el sentido estricto de la palabra; ejerce de inmediato sus habilidades en su campo de especialidad y participa en el desarrollo del país con una formación humanística integral.

Enfrentar con capacidad profesional y una actitud valorativa las prácticas, conocimientos y tendencias de las actividades en donde se desempeña y elegir o recomendar la adopción de decisiones que transformen nuestra sociedad, las actividades o los negocios para bien del hombre y de su comunidad, en el sentido estricto de la capacidad; podrán ejercer de inmediato sus habilidades en el campo de especialidad que seleccionen y podrán participar en el desarrollo del país con una formación humanística integral.

Aptitudes y cualidades del estudiante en administración

Debe ser capaz de someterse a rígidas disciplinas de estudio, investigación y capacidad de trabajo. Debe saber que su conocimiento influye directamente en el funcionamiento eficiente del sistema económico y que sus ideas son muy importantes por el efecto que general en el comportamiento empresarial. Esto demanda un esfuerzo constante, probidad, honestidad intelectual, dedicación y entrega  a sus estudios.

Debe tener una sed inagotable de conocimientos y apreciar la libertad de pensamiento y sus manifestaciones. Sus inquietudes intelectuales no deben conocer fronteras. Podrá ir tan lejos como su esfuerzo se lo permita. Debe tener una ambición de comprensión sin límites.

Debe tener capacidad para adquirir habilidades prácticas.

Como administrador se desenvolverá en un mundo de competencia y en donde la eficiencia y el conocimiento son las herramientas que le permitirán cumplir en sus intervenciones en los problemas prácticos.

Debe tener capacidad de análisis. Los problemas complejos en donde influyen diversos elementos, son muy comunes, y debe tener la posibilidad de discriminar e identificar los problemas reales de los que no lo son.

Debe poseer capacidad de síntesis para agilizar la identificación de los problemas y la formulación de las propuestas que los resuelvan.

Su capacidad de evaluación es fundamental para el desempeño de sus funciones. De esta actitud dependerá en gran parte las soluciones para los problemas específicos.

Debe tener una moral a toda prueba. Debe entender que el mundo de los valores no se limita al mundo interior de cada persona y que los valores se manifiestan en todos nuestros actos y que de esa actitud dependerá su influencia en el medio en que se desarrolle profesionalmente. Debe tener la capacidad para elegir correctamente y manera constante  entre los valores y los antivalores y elegir bien.

Debe ser idealista y no olvidar que la aspiración del hombre a su superación es congénita y que el trabajo para alcanzar los mejores propósitos debe ser pauta de sus acciones profesionales y personales para contribuir a la creación de una sociedad cada vez más humana.