Licenciatura en Derecho

Perfil del Egresado          Plan de Estudios          Requisitos de Ingreso

Actividades que realiza un licenciado en derecho

El licenciado en derecho coadyuva a la aplicación, mejoramiento, preservación, interpretación, crítica y sustitución de las normas de conducta de que se compone el orden jurídico, haciendo uso de los conocimientos arriba mencionados.

Despliega sus actividades como abogado independiente, orientan a sus conciudadanos sobre el contenido de las normas jurídicas o defendiendo sus intereses ante los tribunales o en negociaciones extrajudiciales; como administrador público, en la gestoría del bienestar social; como miembro de los tribunales, usando su experiencia y conocimiento en la solución de conflictos de pretensiones; como representante popular, articulando jurídicamente las peticiones o requerimientos de sus electores; como depositario de la fe pública, en funciones notariales; como diplomático o representante del país ante gobiernos de otros países o ante foros y organismos  internacionales, en la práctica de la política internacional o bien como profesor o investigador, en la enseñanza, investigación o difusión del conocimiento jurídico.

Aptitudes y cualidades del estudiante de derecho

Ante todo debe ser capaz de someterse a rígidas disciplinas de estudio y de tener probada capacidad de trabajo. El estudiante de derecho debe saber que su contribución al mejoramiento de la sociedad y su éxito profesional están en relación directa con su esfuerzo, humildad, probidad, honestidad intelectual, dedicación y entrega a los estudios.

Debe tener una sed inagotable de conocimiento y apreciar la libertad de pensamiento y sus manifestaciones. Las inquietudes intelectuales del estudiante de derecho no deben reconocer fronteras.

Debe ir tan lejos como sus propias fuerzas lo permitan.

El estudiante de derecho debe tener una ambición de comprensión sin límite. Nada deberá existir para él que escape a esa ambición, ensanchada por su sed de conocimientos y por la tenacidad diaria aplicada en la adquisición de éstos.

Debe tener capacidad para adquirir habilidades prácticas.

Debe recordar que, como abogado se desenvolverá en un mundo real, pleno de requerimientos y exigencias de orden práctico.

Debe poseer capacidad de análisis. Los problemas más complejos se someterán a su escrutinio y el que sea o no capaz de darles solución dependerá de su habilidad para descomponerlos en sus elementos integrantes.

Debe poseer capacidad de síntesis. Las cuestiones y situaciones más aparentemente inconexas deberán caer bajo su manejo y dominio.

Debe poseer capacidad de evaluación. Como estudiante y como abogado deberá evaluar problemas y situaciones complejas y buscar las mejores soluciones. En su ejercicio profesional en ocasiones se verá constreñido a sostener sus decisiones en condiciones de riesgo y conflicto.

Deberá tener capacidad de crítica y ejercerla constantemente.

Debe tener una moral a toda prueba. El estudiante de derecho debe comprender que el derecho y sus actores se debaten en el reino de los valores; que el abogado debe, en sus múltiples actividades o ejercicios, constantemente elegir entre el bien y el mal, entre la justicia y la injusticia y que debe hacerlo bien.

El estudiante de derecho debe ser idealista. Nunca debe olvidar que el hombre y las instituciones humanas son perfectibles por naturaleza. En su marco de referencia intelectual y moral no debe faltar una dosis razonable de perspectiva utópica.